Punto de partida

En marketing se dice que primero hay que definir un cliente ANTES  de crear el producto.
En nuestro caso fue así!  Estabamos en la búsqueda de un nicho de mercado, alguna necesidad insatisfecha  cuando en una frase dictada por el inconsciente  nos llamó la atención: hace falta una marca que haga zapatos lindos y cómodos!
Ubican la marca Birkenstock?
Es una marca alemana que hace zapatos ergonómicos hechas para el pie, o sea con una plantilla propia patentada y un estudio de fondo sobre el caminar, el pie y su salud.
Son zapatos super cómodos, acá va una foto de la sandalia típica de Birkenstock, si no la ubicaban por nombre ahora van a saber de qué hablo:

Ahora no es un zapato elegante, ni  de vestir ni de usar para la oficina si es que se requiere cierta formalidad.
Y esa fue nuestra idea: Hacer zapatos elegantes, de diseño y que sean cómodos, no aprieten el pie ni produzcan dolores, o sea un placer a la vista y al caminar.
Hasta ahí muy lindo la idea,  y ahora cómo seguimos?
Primero estudiando zapatos, tomando cursos de moldería de calzado, aprendiendo a construir zapatos con todos sus pasos.
Acá les dejo con  algunas fotos de de pares que hicimos en estos cursos:

Una de nuestras primeras pruebas combinando materiales (tela y cuero en este caso)

Probando grabados laser en el cuero.

Eran tan lindas las hormas de hombre que quería un par para mí! 😛

Acá quiero agradecerles especialmente a Pilar Gregores , Pablo, nuestro primer aparador, y Héctor Planiscig por su enseñanza, paciencia y toda la buena onda!
Gracias por leer!
Sina
PD: La próxima más sobre primeras veces: primeras hormas, primeras escalas, primeras fotos…

Anuncios